Hacia una nueva imagen en Fundación Mar Adentro: Identidad gráfica busca reflejar el dinamismo de la naturaleza

Desde los inicios de la fundación, el desarrollo de investigaciones, experiencias y creaciones artísticas en favor del cuidado de la naturaleza han guiado nuestro camino. Una ruta que se ha nutrido de búsquedas transdisciplinarias y reflexiones colectivas para elaborar lenguajes visuales que dialoguen con la biodiversidad y la creatividad que habitan en el cruce de arte y ciencia.

Los sentidos y perspectivas multisensoriales, sinestésicas y simbióticas que se hacen presentes en la naturaleza nos han guiado en un constante aprendizaje y, al mismo tiempo, han estimulado nuestra capacidad de visualizar y representar temas como las relaciones entre humanos y más que humanos; los saberes bioculturales; metodologías de mediación artística; nuevas narrativas y una serie de imágenes que constituyen un acervo sobre arte, educación, ciencia y ecología.

Así, durante más de una década, hemos avanzado hacia una identidad gráfica que nos permita, en alguno o varios niveles, reflejar los proyectos y programas que realizamos en diálogo con el espíritu colaborativo que emerge en los socioecosistemas cambiantes. Hoy, conscientes de ese movimiento permanente que se vive en la naturaleza de la cual formamos parte, emprendimos un desafío hacia la creatividad y el pensamiento crítico, que ha consistido en articular los primeros pasos para conformar una identidad visual flexible, reflexiva y dinámica. 

Este camino nos ha conducido a pensar y replantear símbolos y significados que nos motivan e interpelan. Las observaciones primigenias de los naturalistas y botánicos que visitaron territorios inexplorados, ilustraciones surgidas de derivas en la naturaleza, así como múltiples colores, texturas e hibridaciones visuales que se perciben en cada estación, fueron algunas de las inspiraciones que tuvieron lugar en estos meses de trabajo.

Nuevo logo FMA

Vivimos un proceso de transformación hacia una nueva identidad visual creada a partir de la colección y apreciación de elementos de la naturaleza para traducir un lenguaje propio de forma colectiva. Nuestra renovada identidad visual, como podrás ver en nuestras plataformas multimediales, acoge una amplia paleta de colores que da cuenta de las realidades socioecológicas que conviven en nuestra fundación. 

El primer hito de rebranding se ha materializado en un nuevo logo que honra los inicios de nuestra fundación y, al mismo tiempo, encapsula la historia tras esta imagen creada por nuestra presidenta ejecutiva, Madeline Hurtado: el diseño fusiona un círculo que representa la unidad, continuidad e infinitud y un triángulo que evoca la sensibilidad espiritual. Estos elementos regresan en una forma más circular que apela a la disposición organizacional en que trabaja el equipo de la fundación, logrando una presentación visual equilibrada y coherente con su apariencia original.

Asimismo, nuevas plantillas adaptadas a nuestras plataformas digitales, ilustraciones que dialogarán con fotografías, serán algunos de los primeros cambios que podrán ver prçoximamente en el home de nuestro sitio web, una nueva apuesta presente en el newsletter y una paleta que remite a la biodiversidad son parte de esta visualidad en desarrollo, la cual buscará mantener vivos los estímulos para reflexionar, accionar y aprender sobre cómo multiplicar la conciencia sobre la necesidad de proteger y valorar una naturaleza que nos acoge en sus permanentes ciclos de cambio y regeneración.

Por: Equipo FMA