(Español) Ruta creativa en la naturaleza: Arte y experimentación en la cuenca del río Elqui

(Español) Estudiantes de la comuna de Vicuña exploraron los ecosistemas que conforman la cuenca del río Elqui por medio de la experimentación artístico-científica y laboratorios creativos. La iniciativa enmarcada en el proyecto Hielos del Elqui, ganador del Fondo FMA 2023, profundizó en el valor socioambiental de esta zona y concluyó con una exhibición colectiva en la Casa de la Cultura de Vicuña.

(Español) Conocer los orígenes de las aguas que recorren el Valle del río Elqui, su historia y paisajes a través de la experimentación artística y científica, fue el objetivo del proyecto Hielos del Elqui, ganador de nuestro fondo concursable 2023. La iniciativa liderada por Fundación Niebla, invitó a alumnos/as de 5to a 8vo básico de la Academia de Ciencias y el Taller de Germinación de la Escuela Ríos de Elqui en Rivadavia, Vicuña, región de Coquimbo, a ser parte de una serie de jornadas formativas en terreno y laboratorios creativos con el fin de potenciar el vínculo de las infancias  con el territorio y el valor de la conservación del valle, sus aguas y glaciares. 

En la primera etapa se llevó a cabo una expedición al Santuario de la Naturaleza Estero Derecho en compañía de los científicos Antonio Maldonado y Laura Díaz, miembros del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) y la encargada del Santuario, Verónica Salazar. En este recorrido, las y los participantes observaron glaciares de roca y aprendieron sobre la formación de este valle, sus cadenas montañosas y el origen de las aguas. Este territorio alberga una de las reservas hídricas más importantes de la región y se encuentra habitado principalmente por comuneros quienes se han encargado de proteger e impulsar medidas de conservación. 

La jornada incluyó la visita a una zona arqueológica ubicada a la entrada del santuario, donde se apreciaron petroglifos, antiguos grabados en roca que constituyen un importante legado del arte rupestre del norte del país. Esta experiencia fue documentada por los alumnos/as a través de anotaciones y dibujos en bitácoras individuales. Asimismo, se realizaron diversos tipos de registros mediante fotografías y vídeos. La exploración se extendió hasta el refugio El Chañar, donde hicieron un trabajo de escucha y grabaron el sonido del agua mediante la utilización de hidrófonos.También hicieron una recolección de muestras vegetales y rocosas.

Experimentación transdisciplinar 

La segunda etapa del proyecto contempló tres laboratorios creativos los cuales integraron distintas metodologías artísticas centradas en cartografías, vídeos, sonidos e imágenes utilizando las muestras y registros captados en las jornadas en terreno; donde se examinaron elementos naturales con microscopios; se realizaron tallados en madera inspirados en sus observaciones y dibujos; y se creó una pieza audiovisual con la técnica de stop motion con el apoyo de la artista visual Antonia Piña. Asimismo,se experimentó con el sonido utilizando grabaciones para crear una composición colectiva con el apoyo del artista sonoro, Jose Dal Pozzo.

El resultado de estas jornadas creativas fue reunido en una exhibición pública en la Casa de la Cultura de Vicuña que se exhibió hasta fines de 2023, la cual recibió aproximadamente 1.200 visitantes vinculados al turismo, colegios, liceos y jardines infantiles. Para las encargadas del proyecto, María José García y Catalina Mac-Auliffe de Fundación Niebla, esta fue una instancia significativa y muy valorada por la comunidad. Según expresó Mac-Auliffe, coordinadora general del proyecto, la inauguración no sólo cerró el proceso de aprendizaje de los niños y niñas, sino que también brindó una oportunidad para que los estudiantes reflexionaran sobre sus logros y compartieran aprendizajes con sus familias y entorno. “Los niños y niñas se sintieron muy orgullosos de lo que fueron capaces de hacer en el ámbito artístico y científico”, destacó. 

Tras la ejecución del proyecto, Fundación Niebla buscará dar continuidad y ampliar la aplicación de esta metodología de aprendizaje, permitiendo que más comunidades escolares de diversas regiones del país se vinculen a la experimentación artística y científica en la naturaleza. De esta manera, se pretende fomentar la sensibilización de niños y niñas en torno a la conservación de los territorios que habitan.