Regeneración y nuevas narrativas para una transición socioecológica

La regeneración “es el proceso de renovación y crecimiento que permite a las células, los organismos y los ecosistemas ser más resistentes a fluctuaciones o eventos que pueden alterarlos” (1). Este ha sido uno de los conceptos que nos ha guiado en nuestros programas y proyectos en 2023, periodo en que hemos buscado contribuir con nuevas narrativas para abordar relaciones interespecie y propiciar formas integrales para cohabitar este planeta. Consolidar e internalizar modos de trabajo transdisciplinario  ha sido parte fundamental del recorrido que hemos realizado este año. En esta línea, el desarrollo de iniciativas científicas comunitarias, creaciones artísticas que indagan en lo sensorial y corporal, el rescate de saberes tradicionales y memorias bioculturales se han instalado como tópicos cruciales para nutrir nuestro quehacer colaborativo.

Las experiencias nutridas desde diversos mundos creativos alimentan la emergencia de nuevas narrativas para abordar la crisis socioecológica (2). Este año hemos oído una vez más el llamado a pensar diversas maneras de renovar y regenerar el tejido ecosocial, a observar el suelo, los bosques, el cielo, el mar y el espacio, reconociéndonos en otros.

Los meses recientes no solo nos han invitado a la regeneración, sino que también nos han convocado a comprender y estimar el alcance de nuestra labor vinculada a la contingencia. Uno de los mayores hitos para la conservación en el país fue la aprobación de la Ley SBAP o Ley para la naturaleza (3), cuya relevancia procuramos transmitir por medio de contenidos alineados con nuestra vocación educativa, apuntando a la creación de lenguajes capaces de reconectar a la ciudadanía con conceptualizaciones científicas aplicadas.

Asimismo, con el fin de generar encuentros entre seres diversos que cohabitamos ciclos temporales, nos planteamos la conmemoración de los 50 años del golpe civil-militar como un acontecimiento social ineludible. Por ello, elaboramos reflexiones para desplegar nuevas narrativas en torno al dolor, que nos permitieran alcanzar perspectivas de memoria cercanas a la posmemoria (4) y los ciclos y dinámicas de la naturaleza.

Vagarosas registro ©Nico Amaro

En el ámbito artístico, además, realizamos un nuevo ciclo de residencias en nuestra área bajo protección privada, Bosque Pehuén, en La Araucanía Andina: Vagarosas (5), proyecto de investigación artística que exploró la relación entre la danza y los movimientos geológicos, buscando indagar en las relaciones humanas a través de un entendimiento metafórico sobre la relación que las personas sostienen con las montañas; enriquecer discusiones sobre la conservación de la naturaleza bajo una mirada socioecológica y cultural.

Nuestras reflexiones sobre los bosques de La Araucanía Andina también han abordado los saberes bioculturales que estos albergan, en particular, sobre los alimentos en vínculo con la salud de los ecosistemas. En este sentido, la generación del proyecto “La memoria del bosque” (6) ha sido un eje articulador para el cruce de ciencia y arte colaborativo con el fin de poner en valor la reciprocidad. Los saberes colaborativos han sido parte importante de nuestros proyectos, donde también hemos querido integrar las voces de comunidades que trabajan por la protección de la biodiversidad. Nuestro Fondo FMA, anual y concursable, busca financiar y apoyar la labor comunitaria y transdisciplinaria para la conservación por medio de ideas replicables en diversos territorios del país; este año se favoreció a seis iniciativas, las cuales están desarrollando monitoreo comunitario de aguas, rescate de saberes de mujeres huerteras, rutas creativas en la naturaleza, entre otras. Compartimos algunas de estas experiencias comunitarias en un conversatorio desarrollado en el tercer Coloquio de la Sociedad Chilena de Socioecología y Etnología (Sosoet) en Concepción a mediados de este año.

Otro proyecto que aborda conocimientos colectivos es Smart Forests de Cambridge University (7), investigación que explora cómo las realidades de los bosques han sido mediadas por la digitalización, además de las consecuencias sociales, políticas, ambientales y científicas de ese proceso. Para el caso de Chile, el foco son los incendios forestales en la región de La Araucanía con énfasis  en Bosque Pehuén.

Nuestra área bajo protección privada es un espacio de referencia para seguir pensando y proyectando futuros deseables de cara a la crisis multidimensional que vivimos. Avanzamos en su protección, trabajando en el plan de manejo del área, generando investigaciones y dando importantes pasos para la declaración de Bosque Pehuén como Santuario de la Naturaleza, con la elaboración de un expediente que da cuenta de su  riqueza y diversidad biológica y cultural, aportando a la conservación de los bosques templados lluviosos.

Además, nos sumamos a proyectos con los cuales existe sintonía a nivel transdisciplinario, tales como los festivales del Reino Fungi, de las Ciencias (FECI) y Ladera Sur Fest, instancias en que dictamos talleres de ciencia y mediación artística con metodologías enfocadas en promover la educación socioecológica, junto a exhibiciones de arte contemporáneo con exploraciones de múltiples lenguajes y formatos.

Recibimos el 2024 despiertos y dispuestos a activar nuestro espíritu crítico, conscientes de que somos parte de la transformación necesaria para la protección  los socioecosistemas y el buen vivir, cerramos este ciclo anual con las siguientes ideas que proyectaremos hacia el futuro:

  • La educación socioecológica debe fomentar la valoración de los múltiples seres con los cuales cohabitamos y también considerar la formación de la sensibilidad estética.
  • El arte colaborativo constituye un puente para la puesta en valor de conocimientos transdisciplinarios.
  • Debemos crear instancias de diálogo y puentes entre saberes científicos-académicos y comunitarios  para fomentar nuevos modelos de conocimiento para la protección y restauración de los ecosistemas.
  • Es relevante generar reflexiones inspiradas en diversos seres de la naturaleza, tales como el reino fungi o  el reino vegetal, pues las plantas nos aportan enseñanzas sobre transformación y memoria.
  • Es necesario expandir, cuestionar y observar desde diversos puntos de vista las construcciones humanas sobre el tiempo y las diversas escalas planetarias.
  • La transdisciplina debe alinearse con la interdependencia, la reciprocidad, la creatividad, la empatía y la colectividad para trabajar por el cuidado del único planeta habitable al que tenemos acceso.
  • La necesidad de pensar nuevas rutas artísticas y creativas es permanente.

 

Notas al pie:

1.Definición elaborada en contexto de creación de una bitácora para el programa Docente Activo., cuya consigna fue “Reconectar para regenerar: arte y ecología en la educación”, instancia de reunión, diálogos e intercambios de experiencias junto a docentes de diversos proyectos educativos de La Araucanía para avanzar hacia la implementación práctica de metodologías orientadas al cuidado y protección de los ecosistemas del sur de Chile, fomentando la educación socioecológica.

2. “Nuevas narrativas para la regeneración”, la frase del nuestro encuentro Poligonal Nº4 realizado en el Museo Interactivo Mirador (MIM), el cual reunió a artistas, científicos y experiencias sensoriales.

3. La Ley SBAP o Ley para la Naturaleza crea por primera vez una institución que pone en el centro de las políticas ambientales a la biodiversidad, con el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas.

4. Posmemoria es un término que remite a aquellas experiencias que registran corporalmente generaciones que heredan las consecuencias de eventos traumáticos. Este concepto fue puesto en diálogo con estudios sobre crítica vegetal y fitopoéticas.

5. En esta producción audiovisual podrás apreciar de qué trató el ciclo de residencias Vagarosas.

6.Tras una investigación colaborativa junto a la bióloga Constanza Monterrubio, en torno a prácticas y conocimientos sobre alimentos silvestres, además de fanzines y talleres colectivos, se elaboró una maleta con una variedad de objetos que nos invitan a explorar nuestros sentidos en conexión con diversas identidades bioculturales.

7. En Chile, la iniciativa busca generar conocimiento transdisciplinario sobre incendios forestales, junto a investigadores tanto de la ciencias como de las artes, servicios públicos y comunidades locales, con especial interés en La Araucanía.

Editorial FMA