Pensando en la reconstrucción de Valparaíso

Con gran convocatoria se desarrolló en el Parque Cultural de Valparaíso el encuentro “Colaboración entre sistemas territoriales complejos, diálogos entre Medellín y Valparaíso”, organizado por Puerto de Ideas. Medellín la cuidad colombiana convertida en un referente global de desarrollo urbano sostenible e innovación con impacto social, nos hizo reflexionar sobre la reconstrucción de los cerros del puerto como un ejemplo aplicable a la situación geográfica de Valparaíso.

Pensar en un desarrollo y planificación sustentable que incorpore la integración social y la planificación territorial como cimiento del diseño urbano, fue uno de los puntos en común entre los destacados urbanistas y arquitectos de Medellín que compartieron su exitosa experiencia en el encuentro cultural que tuvo lugar este 3 y 4 de julio.

Medellín logró avanzar en su desarrollo urbano gracias a tres claves, según nos explicó Beatriz Rave arquitecta y especialista en políticas de suelo en América Latina, primero una alianza público privada que consiguió aumentar notoriamente la inversión en la cuidad, segundo a una alta voluntad política que priorizó las iniciativas y, por último, fundamentalmente a la participación ciudadana en el diseño de los proyectos.

Vista panoramica quebradas de Valparaíso, Julio 2014

Vista panoramica quebradas de Valparaíso, Julio 2014

Respecto a este último punto, la capacidad de integrar a la comunidad al diseño de los proyectos desde su inicio, es en parte una de las explicaciones del éxito de la experiencia colombiana; “No construimos una ciudad para el turismo, buscamos la dignidad de lo cotidiano” afirmó Oscar Santana, arquitecto del Centro de estudios urbanos y ambientales de la U. De Medellín en relación a los a planes urbanos integrales aplicados en su cuidad.

El motor transformador es siempre la educación, y para llevar con éxito estos planteamientos fue necesario generar un proceso de “apropiación del territorio”, en el cual las personas junto con las instituciones, fueron parte del liderazgo de los procesos de recuperación urbana.

Latino América tiene una situación geográfica común respecto a la Cordillera de los Andes que la atraviesa longitudinalmente generando asentamientos en las laderas de los cerros a lo largo del continente; es por esta razón que el caso de la cuidad colombiana, se plantea acertadamente como un ejemplo concreto y replicable en Valparaíso .

Algunos proyectos de restauración como el Parque Lineal Quebrada-Lo Herrera, en Medellín permitieron el rescate del cause natural de las quebradas en la cuidad, convirtiéndolas en parques que forman parte del espacio público.

Puente el Mirador, Medellín - Colombia

Puente el Mirador, Medellín – Colombia

Es importante resaltar que para hacer posible estos cambios, fue necesario tomar  decisiones radicales y definitivas apoyadas políticamente, por ejemplo a la hora de reasentar casas y sobre todo “familias” en estos terrenos. Este proceso implicó un esfuerzo de planificación conjunta, que con un respaldo político y trabajo social adecuado, dio lugar a la creación de confianzas en las personas. Conjuntamente se implementó un sistema de acompañamiento antes, durante y después del reasentamiento durante un largo plazo, que logró con éxito que se generaran nuevos barrios en los lugares ocupados .

Esta solución urbana es sólo una de las soluciones que se presentaron como ejemplo de diseño que además de minimizar riesgos, permiten prevenir desastres que afecten a la población más vulnerable de la ciudad.

Santana explicó que el cambio en Medellín comenzó en pequeña escala, con “mini intervenciones” en sectores estratégicos, que dieron pie al cambio de conciencia y confianza, que permitió replicar el modelo a gran escala; Mencionó también cuatro condiciones necesarias para este proceso de cambio: pasión, sensibilidad, conocimiento y honestidad.

Rodrigo Rodríguez-Tornquist especialista en políticas de gestión ambiental y de sostenibilidad en transporte, se enfocó en plantear estrategias de desarrollo sostenible resilientes al clima, pensando en el transporte como eje vital dentro del diseño urbano. Manifestó que evidencias científica demuestran que vamos a tener con mayor frecuencia y mayor intensidad fenómenos climáticos extremos, por lo cual se debe considerar el cambio climático dentro de los nuevos diseños urbanos.

En referencia al trágico incendio que afectó a los cerros de Valparaíso, afirmó que la adaptación a estos fenómenos es clave en el desarrollo de las urbes, por lo que se deben incluir una planificación que identifique la vulnerabilidad de las zonas y planes de contingencia para enfrentar los eventuales desastres.

Panel de expertos en: Diálogos entre Valparaíso - Medellín

Panel de expertos en: Diálogos entre Valparaíso – Medellín

Interesantes fueron sus ejemplos de operatividad de la red conjunta de transporte urbano de la cuidad colombiana, en el que se enlazan una red de buses, el metro, los tranvías, el cable-funicular y los estacionamiento de bicicletas con el pago de un solo ticket por parte de los usuarios, esta sincronía vial intenta a su vez considerar aspectos ambientales en su diseño sustentable.

Es relevante la forma en que resultó la operatividad de uno de los proyectos urbanos integrales como lo es el cable-funicular en los cerros de Medellín, ya que fueron capaces de adaptar la tecnología existente en un medio de transporte turístico, como son los andariveles de la nieve, reconvirtiéndolos para su uso como transporte público.

Tan exitosa fue esta innovadora solución de movilidad urbana, que rápidamente desplazó al transporte vehicular como principal medio de movilización entre el plano y los cerros de la cuidad.

Los arquitectos porteños Daniel Morales y Marcelo Ruiz Fernández por su parte asumieron los problemas de arquitectura y diseño urbano visibilizados por el desastre, “Las casas recién entregadas a raíz del incendio del 2008 en el cerro La Cruz y Mariposa, volvieron a quemarse porque se hicieron a la rápida y sin considerar potenciales medidas de mitigación”, señaló  el arquitecto PUCV .

La tragedia de Abril pasado dejó miles de viviendas destruidas  y siete cerros de la ciudad costera deberán reconstruirse; la urgencia comienza a dar paso a la planificación dejando en claro que el incendio ha sido una oportunidad no solamente para proponer ideas al respecto, sino también repensar a largo plazo el Gran Valparaíso.

Dentro de las estrategias de acción que se propusieron en el marco de este diálogo, se concluyó en la necesidad de mitigar el riesgo anticipadamente, generando señaléticas y mapas de las áreas de riesgo; mejorando el manejo y drenaje del agua, y estabilizando el suelo a través de una restauración ecológica de las laderas y senderos de las quebradas. Estas son parte de la visión de un proyecto urbano integral a largo plazo que se necesita para los cerros de Valparaíso.

Vemos la necesidad de reconstruir no sólo el paisaje natural sino también el paisaje cultural pensando en la reconstrucción del patrimonio de Valparaíso; debemos ampliar este concepto considerando que el patrimonio es la memoria cultural urbana de un pueblo.

View of Valparaíso Hills, july 2014 House in a Creek, Valparaíso July 2014 Colaboración entre sistemas territoriales complejos, diálogos entre Medellín y Valparaíso Chantal Singnorio, President of Puerto de Ideas Foundation Rodrigo Rodríguez-Tornquist and Oscar Santana Colombian architects Beatriz Rave and Oscar Santana Vista del Puente Mirador, Medellín Colombia Paseo calle Medellín Paseo Urbano Andalucia, Medellín Colombia Complejo de viviendas Juan Bobo, Medellín Colombia

Con gran convocatoria se desarrollo en el Parque Cultural de Valparaíso “Colaboración entre sistemas territoriales complejos, diálogos entre Medellín y Valparaíso”. Medellín la cuidad colombiana convertida en un referente global de desarrollo urbano sostenible e innovación con impacto social, nos hizo reflexionar sobre la reconstrucción de los cerros del puerto como un ejemplo aplicable a la situación geográfica de Valparaíso.

15/07/2014

Pensar en un desarrollo y planificación sustentable que incorpore la integración social y la planificación territorial como cimiento del diseño urbano, fue uno de los puntos en común entre los destacados urbanistas y arquitectos de Medellín que compartieron su exitosa experiencia en el encuentro cultural que tuvo lugar este 3 y 4 de julio.

Medellín logró avanzar en su desarrollo urbano gracias a tres claves, según nos explicó Beatriz Rave arquitecta y especialista en políticas de suelo en América Latina, primero una alianza público privada que consiguió aumentar notoriamente la inversión en la cuidad, segundo a una alta voluntad política que priorizó las iniciativas y, por último, fundamentalmente a la participación ciudadana en el diseño de los proyectos.

Respecto a este último punto, la capacidad de integrar a la comunidad al diseño de los proyectos desde su inicio, es en parte una de las explicaciones del éxito de la experiencia colombiana; “No construimos una ciudad para el turismo, buscamos la dignidad de lo cotidiano” afirmó Oscar Santana, arquitecto del Centro de estudios urbanos y ambientales de la U. De Medellín en relación a los a planes urbanos integrales aplicados en su cuidad.

El motor transformador es siempre la educación, y para llevar con éxito estos planteamientos fue necesario generar un proceso de “apropiación del territorio”, en el cual las personas junto con las instituciones, fueron parte del liderazgo de los procesos de recuperación urbana.

Latino América tiene una situación geográfica común respecto a la Cordillera de los Andes que la atraviesa longitudinalmente generando asentamientos en las laderas de los cerros a lo largo del continente; es por esta razón que el caso de la cuidad colombiana, se plantea acertadamente como un ejemplo concreto y replicable en Valparaíso .

Algunos proyectos de restauración como el Parque Lineal Quebrada-Lo Herrera, en Medellín permitieron el rescate del cause natural de las quebradas en la cuidad, convirtiéndolas en parques que forman parte del espacio público.

Es importante resaltar que para hacer posible estos cambios, fue necesario tomar  decisiones radicales y definitivas apoyadas políticamente, por ejemplo a la hora de reasentar casas y sobre todo “familias” en estos terrenos. Este proceso implicó un esfuerzo de planificación conjunta, que con un respaldo político y trabajo social adecuado, dio lugar a la creación de confianzas en las personas. Conjuntamente se implementó un sistema de acompañamiento antes, durante y después del reasentamiento durante un largo plazo, que logró con éxito que se generaran nuevos barrios en los lugares ocupados .

Esta solución urbana es sólo una de las soluciones que se presentaron como ejemplo de diseño que además de minimizar riesgos, permiten prevenir desastres que afecten a la población más vulnerable de la ciudad.

Santana explicó que el cambio en Medellín comenzó en pequeña escala, con “mini intervenciones” en sectores estratégicos, que dieron pie al cambio de conciencia y confianza, que permitió replicar el modelo a gran escala; Mencionó también cuatro condiciones necesarias para este proceso de cambio: pasión, sensibilidad, conocimiento y honestidad.

Rodrigo Rodríguez-Tornquist especialista en políticas de gestión ambiental y de sostenibilidad en transporte, se enfocó en plantear estrategias de desarrollo sostenible resilientes al clima, pensando en el transporte como eje vital dentro del diseño urbano. Manifestó que evidencias científica demuestran que vamos a tener con mayor frecuencia y mayor intensidad fenómenos climáticos extremos, por lo cual se debe considerar el cambio climático dentro de los nuevos diseños urbanos.

En referencia al trágico incendio que afectó a los cerros de Valparaíso, afirmó que la adaptación a estos fenómenos es clave en el desarrollo de las urbes, por lo que se deben incluir una planificación que identifique la vulnerabilidad de las zonas y planes de contingencia para enfrentar los eventuales desastres.

Interesantes fueron sus ejemplos de operatividad de la red conjunta de transporte urbano de la cuidad colombiana, en el que se enlazan una red de buses, el metro, los tranvías, el cable-funicular y los estacionamiento de bicicletas con el pago de un solo ticket por parte de los usuarios, esta sincronía vial intenta a su vez considerar aspectos ambientales en su diseño sustentable.

Es relevante la forma en que resultó la operatividad de uno de los proyectos urbanos integrales como lo es el cable-funicular en los cerros de Medellín, ya que fueron capaces de adaptar la tecnología existente en un medio de transporte turístico, como son los andariveles de la nieve, reconvirtiéndolos para su uso como transporte público.

Tan exitosa fue esta innovadora solución de movilidad urbana, que rápidamente desplazó al transporte vehicular como principal medio de movilización entre el plano y los cerros de la cuidad.

Los arquitectos porteños Daniel Morales y Marcelo Ruiz Fernández por su parte asumieron los problemas de arquitectura y diseño urbano visibilizados por el desastre, “Las casas recién entregadas a raíz del incendio del 2008 en el cerro La Cruz y Mariposa, volvieron a quemarse porque se hicieron a la rápida y sin considerar potenciales medidas de mitigación”, señaló  el arquitecto PUCV .

La tragedia de Abril pasado dejó miles de viviendas destruidas  y siete cerros de la ciudad costera deberán reconstruirse; la urgencia comienza a dar paso a la planificación dejando en claro que el incendio ha sido una oportunidad no solamente para proponer ideas al respecto, sino también repensar a largo plazo el Gran Valparaíso.

Dentro de las estrategias de acción que se propusieron en el marco de este diálogo, se concluyó en la necesidad de mitigar el riesgo anticipadamente, generando señaléticas y mapas de las áreas de riesgo; mejorando el manejo y drenaje del agua, y estabilizando el suelo a través de una restauración ecológica de las laderas y senderos de las quebradas. Estas son parte de la visión de un proyecto urbano integral a largo plazo que se necesita para los cerros de Valparaíso.

Vemos la necesidad de reconstruir no sólo el paisaje natural sino también el paisaje cultural pensando en la reconstrucción del patrimonio de Valparaíso; debemos ampliar este concepto considerando que el patrimonio es la memoria cultural urbana de un pueblo.