Más de 130 personas vivieron la experiencia Poligonal: diálogos de arte y ciencia

Una conversación en torno a la araucaria desde diversas disciplinas que se encuentran y la inmersión sonora en el bosque bajo el cielo estrellado en el Planetario, fue parte de la experiencia vivida en la primera versión de Poligonal.

El diálogo moderado por la historiadora del arte, Catalina Valdés (curadora de la Bienal de Artes Mediales 2019), comenzó con la presentación del trabajo del artista visual Máximo Corvalán-Pincheira. Luego, fue el turno de Eduardo Castro, quien explicó su trabajo de investigación relacionado a las poblaciones microbianas y al material genético de la araucaria.

Ambos mencionaron cómo llegaron a acercarse a la araucaria. Corvalán-Pincheira, lo hizo cuando decide mover su investigación desde el tema de los detenidos desaparecidos hacia especies en extinción, donde además del aspecto ecológico, percibió el inquietante problema social y cultural, que implica la muerte de las araucarias.

Por su parte, Castro investiga en uno de sus proyectos la microbioma de la araucaria, para estudiar por qué se origina el DFA (Daño Foliar de la Araucaria). Así, en base a su experiencia del estudio del material genético y la microbiología, se acerca a esta especie nativa, para lograr entender la enfermedad que hoy la está matando.

Así, desde distintas miradas y disciplinas, Castro y Corvalán-Pincheira se reúnen en torno a la problemática de la araucaria. Y tal como manifestaron en Poligonal, nada les resulta evidente. De esta forma, en sus procesos investigativos se mueven juntando pistas y analizando desde las artes y la ciencia, para develar el misterio de lo que está afectando a la araucaria.

Máximo Corvalán-Pincheira tomó fotografías de los hongos con los cuales trabaja Castro en el laboratorio. Y este proceso, reconoce el artista, lo llevó a ingresar a un micro mundo, que finalmente, lo impulsa a hablar de lo humano. En este sentido, rescata sus conversaciones con una machi, quien le aseguró que el problema no es del hongo, sino de una enfermedad de la sociedad.

Posteriormente, y tras una hora aproximada de conversación, los asistentes tuvieron la oportunidad de vivir una inmersión sonora en el bosque. Con cientos de estrellas proyectadas en la pantalla del Planetario, el público disfrutó de una composición musical elaborada con sonidos de Bosque Pehuén, área de conservación privada de Fundación Mar Adentro.

Esta inmersión fue realizada por Gregorio Fontaine de Ecolab, quien además, se refirió a su trabajo que vincula el arte sonoro con la ciencia, específicamente, para poder escoger información relevante de grandes fuentes de datos, que por falta de tiempo son muy difíciles de analizar.

Posteriormente, se dio espacio para las preguntas del público. De este modo, se profundizó la reflexión sobre ciencia, arte visual y arte sonoro, en torno a la araucaria y el bosque.

Para quienes no pudieron asistir o para aquellos interesados en repasar la conversación y experiencia sonora vivida ayer en el Planetario, deben estar atentos a nuestras redes sociales, pues prontamente publicaremos el video con el registro de Poligonal.

 

Equipo de Fundación Mar Adentro Catalina Valdés, historiadora del arte y moderadora de Poligonal En el diálogo, el artista Máximo Corvalán-Pincheira y el científico Eduardo Castro. Máximo Corvalán - Pincheira, Madeline Hurtado y Eduardo Castro Nicole Ellena (Directora Revista Endémico), Madeline Hurtado (Presidenta de FMA) y Brent Mitchell (IUCN) áreas bajo protección privada Anna Victoria Ochagavía y Ángela Pabón (Directora Ejecutiva de Fundación Mar Adentro) Claudio Gómez (Director del Museo de Historia Natural), Paulina Marchant, (Jefa de Relaciones Institucionales y Comerciales del Planetario) y  Jacqueline Morey (Directora Ejecutiva del Planetario) Maya Errázuriz (Coordinadora de Proyectos de FMA) y Amparo Irarrázaval (Coordinadora de Educación de FMA) Constanza Güell (Coordinadora de Proyectos de Antenna) y Amparo Irarrázaval (Coordinadora de Educación de FMA) Carlos  Mendoza (Coordinador de Conservación de Fundación Mar Adentro) y Gregorio Fontaine, artista sonoro que participó del diálogo.

21/06/2019