Etienne de France llega a Chile con obra inmersiva del bosque que retrata parte de los problemas ambientales de la Araucanía

Este artista francés, quien participó en dos residencias en Bosque Pehuén, inaugurará su instalación "Against the Drought of Signs" (Contra la sequía de los signos) el 17 de octubre en el Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), como parte de la 14 Bienal de Artes Mediales.

Etienne de France junto a Carlos Mendoza, Coordinador de Conservación de Fundación Mar Adentro. Bosque Pehuén, área bajo protección privada de Fundación Mar Adentro. Rise, esculturas de Etienne de France (2013) ©Etienne de France Looking for the Perfect Landscape (captura de video),2017©Etienne de France.

Entre el 17 de octubre y 17 de noviembre, la obra Against the Drought of Signs (Contra la sequía de los signos) del artista francés Etienne de France, será presentada en el Museo Nacional de Bellas Artes, en el marco de la decimocuarta edición de la Bienal de Artes Mediales de Santiago (El cuarto mundo). Una instalación audiovisual y sonora que explora las posibilidades y medios para representar los  bosques en la contemporaneidad, lo cual es resultado de su investigación artística,  realizada  durante dos residencias en el área bajo protección privada de Fundación Mar Adentro, Bosque Pehuén, en la región de la Araucanía Andina.

Una pequeña publicación acompañará la instalación, junto al trabajo de traducción del poema galés Cad Goddeu (La batalla de los árboles) realizado en conjunto con el antropólogo Diego Milos y el poeta Leonel Lienlaf.

La curatoría en que se presentará el trabajo de Etienne de France se titula El tercer paisaje, uno de los principales hitos de esta bienal y cuyo nombre se relaciona con la estrategia de acción y reflexión propuesta por el paisajista y filósofo francés Gilles Clément, que se refiere al mundo vegetal que comienza a brotar luego del abandono de un lugar intervenido por los seres humanos. En esta muestra, el trabajo de Etienne de France se presentará junto al de reconocidos artistas tales como: Denise Lira-Ratinoff, Josefina Guilisasti, Jorge Tacla, Claudia González, Nicole L’Huillier, Maia Urstad, Sergio Larraín, y Sebastián Preece, quienes tienen en común el desarrollo de obras que observan las transformaciones de la naturaleza.

Al utilizar la noción de mimesis (imitación de la naturaleza) las proyecciones de instalación audiovisual de Etienne de France se tornan una analogía del bosque como cine; su relación con la luz, sombras y el crecimiento. Un relato que da cuenta de infinitos universos, de múltiples capas y de diversas narraciones, eventos, cuentos de destrucción, de vida y de futuros emancipados del tiempo y de las limitaciones de los medios de comunicación. Así, los diferentes elementos de su obra nos incitan a preguntarnos si somos capaces de pensar y actuar más allá de nuestros comportamientos turísticos, científicos o culturales inmediatos, que han reducido y transformado a los bosques a espacios y seres homogéneos.

Etienne de France destaca que esta obra busca dar cuenta del fracaso del hombre moderno y los conceptos que resaltan en ese contexto: como el patrimonio del colonialismo, el patriarcado, la propiedad privada y la representación racional moderna de la naturaleza como un paraíso ideológico externo, lo que intenta registrar, analizar y representar un bosque en las ruinas del capitalismo y la deforestación intensiva.

De acuerdo a Catalina Valdés, parte del equipo curatorial de la 14 Bienal de Artes Mediales, “la obra de Etienne pone la atención en una bisagra muy frágil de la aproximación humana-occidental a los paisajes naturales: ¿cómo podemos librarnos del formato uniforme del turismo, las ciencias y la cultura antropocéntrica? Tal vez sea necesario aclarar que el intento de librarnos de esa mirada es un esfuerzo intenso de poscolonialismo. Por supuesto que la obra de Etienne no resuelve el asunto, porque esto implica una revisión de paradigma que, por su propia complejidad, requiere de muchas voces; pero lo deja planteado de un modo que, al mismo tiempo de sutil y bello, declara su urgencia”.

“El territorio de Chile ha adquirido su forma por diversas dinámicas socioeconómicas, pero siempre bajo el signo de la dominación colonial. La obra de Etienne es un llamado a pensar las disputas en el Wallmapu desde una perspectiva terráquea global”, enfatiza Valdés.

Radicado en París, Etienne de France (1984) cuenta con una amplia trayectoria internacional, que se caracteriza por explorar desde la interdisciplinariedad las relaciones entre los conceptos de naturaleza y paisaje. Cruzando los campos de la ciencia y la arquitectura, el artista crea sus obras utilizando una variedad de medios como video, escritura, fotografía, escultura y dibujo. Y, a partir de un cuestionamiento del paisaje como un espacio imaginario y de emancipación, elabora mapas y narrativas ficticias.

De France estudió Historia del Arte y Arqueología en París, (2002-2005) y Licenciatura en Artes Visuales en la Academia de Arte de Islandia, Reikiavik (2005-2008). Su trabajo ha sido presentado en Fundación Ricard, París, 2019; Artbo Salitre, Bogotá, Colombia 2018; Museo de Arte Brasileira, São Paulo, Brasil, 2017; Flax Foundation, Los Ángeles, EE. UU., 2017; Centro de Arte Contemporáneo de Ivry – Crédac, Ivry sur Seine, Francia, 2017; Centro Internacional de Arte y Paisaje de la isla Vassivière, Francia, 2016; Museo de Arte de Reikiavik, Islandia, 2016; FIAC Hors les Murs, París, Francia, 2014; Domaine de Chamarande, Francia, 2013; Parco Arte Vivente, Torino, Italia, 2012; Galería Nacional de Islandia, Reikiavik, Islandia, 2010; Thessaloniki Biennale, State Museum of Modern Art, Grecia, 2010, entre otros lugares.

Cabe destacar, que la participación de Etienne de France en la 14º BAM es gestionada por Fundación Mar Adentro en colaboración con la Corporación Chilena de Video y Artes Electrónicas, el patrocinio del Museo de Bellas Artes y el Instituto Francés de Chile.


10/10/2019