Escanear el bosque

Con nuevas tecnologías y en alianza con ingenieros de Geocom, realizamos un verdadero "scan" medioambiental en la reserva Bosque Pehuén para observar las diferentes estructuras del bosque nativo, en especial los renovales en crecimiento de araucarias, robles, raulíes y coihues.

El trabajo de campo con equipamiento de alta tecnología permite observar los diferentes elementos del bosque –suelo, sotobosque, dosel– a una escala milimétrica. Con este altísimo nivel de resolución espacial, se puede conocer el tamaño real de un árbol, su diámetro, altura, volumen, sin intervenirlo y con muy bajo novel de error. Así, se amplían las parcelas de monitoreo ya establecidas en Bosque Pehuén para obtener información más precisa de la dinámica interna del bosque. Por ejemplo, observar como se relacionan las diferentes especies en crecimiento en las diversas altitudes: el grupo de roble, raulí y coihue, o la dupla coihue y araucaria. Así también se “escanearon” renovales de araucaria para determinar su estado de salud en relación al Daño Foliar de la Araucaria (DFA) que afecta al 93% de la población de la zona, y mostraron una salud esperanzadora. Luego se podrá comparar además la información obtenida de manera tradicional, bajo el método de contar planta por planta, y contrastarla con estos nuevos datos.

Los ingenieros en geomensura en terreno Osvaldo Neira y José Salas, con el liderazgo de David Santos de Geocom, realizaron este aporte mutuo para probar la capacidad de la tecnología en el estudio del bosque. Los aparatos, con un cabezal que gira en 360 grados, envía pequeños pulsos de luz que regresan y van armando el perfil del bosque. También se logra armar un mosaico con las fotografías que realiza en un perfil de 180 grados.


08/02/2019