We have participated in this project since 2013, one which seeks to improve the University's infrastructure, opening up spaces to create a campus that reinforces a sense of community.

The Courtyard Project was initiated to conclude the University’s infrastructure growth. The educational center began operating in 1997 in a house belonging to the Society of Jesus, which over the years, due to the increase in students and development of faculties and research centers, has been faced with having to expand. Today’s Campus extends across over an entire block.

Connecting each building through a large courtyard became a necessity as they were difficult to access: Students, faculty, and staff had to travel along the exterior streets of Almirante Barroso, Erasmo Escala, Cienfuegos, and Alameda to access classrooms and facilities. Thus, the Courtyard Project was launched. In early 2013, the design and construction work began, and during the second semester of 2014, was completed.

The Courtyard Project also included the installation of green areas. These consist of plants, shrubs, and trees, native to Chile. This infrastructure renovation project brought about a true ‘University Campus’, which included a large gathering space and user-friendly foot-traffic network throughout the campus, one which promotes meaningful encounters between students, academics, and staff, and generates a stronger sense of community. This latter part was of great importance to this project, as the University regards ‘community’ as an indicator of a wholesome education. The design and execution of this project is the result of the collaboration between Fundación Mar Adentro, Fundación Cosmos, and Universidad Alberto Hurtado.


Desde hace muchos años, como herencia de nuestro fundador, hemos colaborado con la Universidad Alberto Hurtado porque creemos en el enorme aporte de esta institución a nuestra sociedad. Por ello desde 2013 hemos participado en este proyecto que busca mejorar la infraestructura, abriendo espacio a un campus que potencia la comunidad universitaria.

El Proyecto Patios UAH viene a completar el proceso de crecimiento en infraestructura de la universidad, la cual en 1997 comenzó a funcionar en una casa, perteneciente a la Compañía de Jesús. Con los años, el aumento de alumnos y la creación de facultades y centros de investigación, hicieron necesaria la incorporación de más casas, y hoy el campus se emplaza en más de una manzana.
En 2013, teniendo ya el espacio adecuado, surgió el Proyecto Patios, al cual nos incorporamos de inmediato. Era necesario conectar los edificios a través de un gran patio interior ya que alumnos, profesores y funcionarios se trasladaban a las facultades y salas de clases transitando por las calles Almirante Barroso, Erasmo Escala, Cienfuegos y Alameda. De esta manera, a principios de este año comenzaron los trabajos para concluir la obra en el segundo semestre de 2014.

Áreas verdes formadas por plantas –incluyendo especies nativas-, arbustos, y árboles ya se están instalando en este espacio. Las etapas siguientes pretenden arreglar las “fachadas internas” de las casas, mejorando sus revestimientos y pinturas. Por último se ha diseñado un proyecto de iluminación y mobiliario, donde se incorporarán mesas y asientos para generar lugares de reunión, estudio y conversación. Todo esto permitirá generar una unidad arquitectónica y paisajística entre las distintas casas del campus.

Este proyecto de infraestructura, generará un nuevo espacio: Un Campus Universitario, que facilitará el encuentro, la vinculación entre estudiantes, académicos y funcionarios y, por lo tanto, la generación de una comunidad universitaria más fuerte comprometida con el modelo educativo de la UAH. El diseño y ejecución de este plan ha sido fruto del trabajo conjunto de nuestra fundación y la universidad.

 

  • Logo