(Español) Se analizan los primeros datos de la Estación Meteorológica ubicada en Bosque Pehuén

(Español) A partir de los datos meteorológicos obtenidos en un año se observó un aumento de la temperatura, disminución de la nieve y extensión del período de riesgo de incendios forestales.

(Español) En enero de 2018 se instaló la estación meteorológica Las Tres Hermanas, en el área bajo protección privada (APP) Bosque Pehuén, de Fundación Mar Adentro, con el fin de obtener información sobre variables climáticas y contribuir así a una mayor comprensión de los efectos del cambio climático en el sur de Chile, específicamente en la zona de la Araucanía andina.

La estación Las Tres Hermanas captura a través de un Datalogger Campbell la velocidad del viento, radiación solar, precipitaciones y cantidad de nieve entre otras variables, información que ayuda a comparar patrones de tiempo atmosférico en el transcurso de los años y que permitirá ampliar la compresión de las variaciones climáticas a nivel local.

Entre septiembre del 2018 y septiembre del 2019 se obtuvieron cada 15 minutos datos meteorológicos en esta estación. Carlos Mendoza, Coordinador de Conservación de Fundación Mar Adentro, procesó y analizó la información, y entre los hallazgos obtenidos encontró que la nieve está permaneciendo muy poco tiempo en Bosque Pehuén, de esta forma, no se estaría acumulando y, por ende, no ingresaría al sistema hídrico de la misma manera que antes. Además, en comparación con otros registros externos, el invierno está siendo más corto, con mayores temperaturas y más humedad, lo que genera cambios en el ecosistema y eventualmente afectaría a diversas especies.

Por otra parte, se constató que entre los meses de septiembre y noviembre se estarían dando condiciones que pueden favorecer la propagación de incendios forestales, tales como menor humedad y altas temperaturas. Estos datos son muy relevantes, pues si bien hasta el momento los meses que se consideraban más críticos eran entre enero y marzo, especialmente por las altas temperaturas y el viento, los nuevos datos obtenidos dan cuenta que la prevención de riesgos de incendios debe considerarse desde septiembre.